Placas solares en invernaderos: el futuro pasa por las renovables

22 Mar Placas solares en invernaderos: el futuro pasa por las renovables

Al igual que las tasas de población continúan creciendo alrededor del mundo, las cantidades de alimentos que consumimos son cada vez más altas. Por tanto, es necesario que las producciones agrícolas aumenten en consonancia sus producciones de frutas y verduras, con el objetivo de satisfacer la demanda a lo largo y ancho del planeta.

Las dificultades para cubrirla son muy grandes. Una de ellas, que supone uno de los retos más importantes, es la energética. ¿Cómo pueden las empresas agrícolas ser rentables y continuar con su producción si tienen que hacer frente a gastos cada vez más altos para satisfacer las necesidades de sus cultivos en cuanto a energía se refiere?

Con este prisma tan poco esperanzador en el horizonte, los departamentos de innovación y desarrollo de las empresas trabajan en soluciones que puedan servir para ahorrar costes en esta materia mientras la agricultura continúa su proceso óptimo y se adecúa a las cantidades de consumo que requiere la sociedad.

Una de estas soluciones es apostar por las energías renovables. Aunque siempre han planteado la dificultad de ser capaces de afrontar con garantías los requerimientos de un invernadero automatizado, la evolución de la tecnología aplicada está acercándose en eficiencia y longevidad para convertirse en una opción real para las empresas agricultoras.

I+D+i a la vanguardia

Una de estas posibilidades que se plantean para el futuro, y quizá un presente más cercano de lo que pensamos, es la que han puesto en marcha científicos de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, en EEUU. Han equipado el vidrio de los invernaderos con paneles solares orgánicos semitransparentes capaces de reajustar sus longitudes de onda para poder captar aquellas que las plantas no usan para realizar la fotosíntesis, generando electricidad sin restar la cantidad de luz que requieren los cultivos. Tras las pruebas realizadas, obtuvieron que el invernadero recibió la energía necesaria gracias a esos paneles solares mientras que las plantas, en este caso lechugas, mantuvieron su nivel de crecimiento normal. Y para abaratar costes, estudian la posibilidad de sustituir el vidrio por material polimérico.

El gobierno chino está impulsando otra solución desde 2021. Tiene la intención de invertir 280 millones de euros para alcanzar los 150 MW de potencia instalada en cubiertas de invernaderos del país. Esta experiencia será interesante para otros muchos países con experiencia en agricultura protegida, como puede ser por ejemplo España, que solo en Almería cuenta con 30.000 hectáreas de invernaderos que podrían convertirse en una inmensa central de captación de energía solar al tiempo que producen las mismas cantidades de frutas y verduras.

 

 

Compromiso con la innovación y la sostenibilidad: proyectos de invernaderos con placas solares

 

Tal y como se desprende de todos sus proyectos, J. Huete International mantiene un compromiso indeleble con la investigación y aplicación de nuevas soluciones a medida de las ideas de sus partners. También enfocadas en tecnología eficiente, línea de trabajo que incluye incluso modelos de invernaderos adaptados a la incorporación de placas solares.

La empresa, afincada en Alcantarilla (Región de Murcia), pero con gran presencia internacional, cuenta con un equipo multidisciplinar que impulsa nuevas soluciones de alta tecnología, eficientes y sostenibles, para aplicar a sus proyectos de invernaderos, con el objetivo de facilitar la producción de cultivos más sanos y fuertes, minimizando la huella de carbono.

 

NOTICIA RELACIONADA: Amp Energy construirá los dos sistemas de almacenamiento en baterías más grandes de Europa en Escocia



error: Content is protected !!