Sistemas de riego

Sistemas de riego para todo tipo de plantaciones

Cualquier invernadero necesita de un sistema de riego instalado para que los cultivos puedan recibir la dosis adecuada de agua y, así, continuar con su desarrollo óptimo.

Especialistas

J. Huete International cuenta con una amplia experiencia en la instalación de sistemas de riego dentro de instalaciones de cultivo protegido. Tras medir el terreno, valorar la calidad del agua del suministro, el clima y el tipo de suelo, nuestros especialistas determinan grupo de bombeo, cabezal, aporte de fertilizantes, tipo de gotero, diseño y cálculos necesarios.

Existen varios tipos de sistemas de riego que se pueden instalar en un invernadero

Riego por goteo

Óptima aplicación del agua de riego, que se infiltra en el suelo justo en la zona que influye directamente a las raíces. Funciona gracias a un sistema de tuberías y emisores, que pueden ser autocompensantes, antidrenantes o regulables.
El riego por goteo funciona de forma óptima en cultivos frutales, cítricos, vid y hortícolas:

Ventajas

Riego automático

Estos sistemas facilitan la mano de obra y el control sobre el cultivo, ya que permiten un reparto óptimo.

Ventajas

Riego hidropónico

Somos expertos en sistemas de producción hidropónica y en el regadío por el cual las raíces reciben una solución nutritiva disuelta en agua con los elementos químicos necesarios para el correcto desarrollo de cualquier tipo de cultivo en sustrato.

El sustrato puede ser irrigado mediante goteo, subirrigación o exudación, mientras que el sustrato puede colocarse en sacos o contenedores individuales o macetas.

Ventajas

Riego por aspersión

Los sistemas de riego por aspersión se utilizan sobre todo en plantaciones a campo abierto y pueden ser tradicionales (fijos o móviles) o automatizados, es decir, que funcionan con motores y sistemas hidráulicos que permiten su movimiento.

Riego por microaspersión

Sistema de riego mediante gotas muy finas que se reparten gracias a un deflector giratorio, o un rotor, que consigue una amplia cobertura de los cultivos, menor tasa de precipitación y una distribución uniforme.
Se utiliza sobre todo para riegos de bajo volumen en cultivos hortícolas, fruticultura, flores, invernaderos, viveros…

Riego por nebulización

Estos sistemas producen una niebla fina: el agua a presión sale por una perforación de pequeño tamaño, de forma que el chorro golpea contra una pared cóncava que, a su vez, lo lanza y distribuye de forma nebulizada.
Se usa sobre todo para aumentar la humedad relativa, bajar la temperatura, aplicar tratamientos y, obviamente, realizar el riego.

La principal diferencia con la microaspersión es que la nebulización no proyecta el agua en forma de chorros.

Fertirrigación

Esta técnica de riego incorpora nutrientes minerales a los cultivos junto al agua de riego.
Es una práctica muy utilizada en sistemas de riego localizado.

Especialistas en sistemas de riego

Noticias relacionadas

Riego

Abrir chat
Need Help?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?